¡CELEBRAMOS UNA VITORIA SIN TAUROMAQUIA DURANTE 2017!

GASTEIZ SIN TAUROMAQUIA 2017

 

Nuestra asociación desea hacer llegar a la opinión pública su enorme satisfacción ante la decisión tomada por el Ayuntamiento de la capital de Euskadi, Vitoria‑Gasteiz, en el sentido de no sacar un segundo pliego de condiciones para adjudicar la explotación del coso taurino de la ciudad durante la temporada de 2017.

Esto supone en la práctica que no habrá ningún festejo taurino, lo que incluye corridas de toros, vaquillas y espectáculos similares, todos ellos lesivos en distintos grados para sus víctimas. Concluye así un proceso de 'agonía natural' de la [mal llamada] Fiesta en la ciudad, que ha visto cómo durante la última década —desde la misma inauguración de la nueva plaza— la sociedad ha ido dando la espalda a tan deleznable espectáculo. A riesgo de ser tildados de 'prepotentes', queremos pensar que algo tendremos que ver en dicho proceso los colectivos animalistas locales.

Lo dijimos entonces y lo repetimos ahora: la construcción de la nueva plaza apenas iba a suponer un 'tirón coyuntural' de la tauromaquia en Gasteiz, para después volver a su apatía creciente, que ha acabado ahogando este lamentable negocio. Y creemos que, de verdad, esto no tiene vuelta atrás. Aun en el hipotético caso de que en futuras temporadas volviera la tortura pública de animales —el optimismo, siempre en su justa medida—, ello apenas supondría el coletazo final. Estos espectáculos irán desapareciendo lenta pero firmemente de nuestros programas de fiestas, por suerte para los animales involucrados, pero también para la sociedad. Porque aquí ganamos todos: humanos y animales. También supone una victoria para quienes se muestran claros partidarios de la tauromaquia, pues su desaparición les hace mejores en lo moral, aunque todavía no sean conscientes de ello.

Por otro lado, consideramos que en ningún caso procede dejar en manos de una 'consulta popular' algo que supone una agresión gratuita y letal para seres que tienen el mismo interés que nosotros, los humanos, en cuanto a cosas tan elementales como el bienestar o el sufrimiento. La 'consulta populares' se han convertido en burdos 'experimentos sociológicos' que ciertas ideologías políticas manejan a su antojo, revistiéndolas de 'democracia participativa'. Pero la democracia bien entendida no tiene relación forzosa con la consulta a la ciudadanía, sino con una gestión decente de lo público. Elegimos a nuestros representantes para que tomen decisiones, y también para que establezcan «líneas rojas», como de hecho hacen con cuestiones de calado como los derechos humanos. Pues bien, creemos que los intereses básicos de los animales también deben colocarse en esa lista. Si los intereses de mujeres y niños no se consultan, no alcanzamos a comprender por qué sí ha de poder hacerse con los toros.

 

Solo con TU APOYO podremos seguir defendiendo los derechos de TODOS los animales. ¡Gracias!

 


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
Back to top